Imprimir la información de la página

LA PÓLVORA NO ES UN JUEGO DE NIÑOS

Comparte esta publicación

 
 
 
La belleza de los juegos pirotécnicos se puede convertir en tragedia pues con los estallidos de los elementos, que muchos consideran inofensivos, llegan los accidentes con quemaduras de distinta gravedad e incluso amputaciones de dedos, manos y pérdida de la visión.
 
Aunque se producen lesiones entre los adultos, son los niños, quienes  corren mayor riesgo debido a su desconocimiento sobre el peligro. Los padres deben comprender que todos los juegos pirotécnicos son peligrosos. Absolutamente TODOS  producen combustión y fuego; por lo tanto, QUEMAN.
 
NO EXPONER A LOS NIÑOS
 
CAMPAÑAS EDUCATIVAS
Número de visitas a esta página: 3768
Fecha de publicación: 11/05/2004

Imprimir   -   Cerrar ventana